Revitalice sus plantas de interior moribundas con una mezcla casera mágica

 

¿Podría una mezcla casera ser el elixir mítico que devuelva la vida a las plantas moribundas? ¡Es posible! Un fertilizante casero potente puede mejorar significativamente la salud de sus plantas. Antes de comenzar, es importante diagnosticar el problema que afecta a su planta de interior, a la que a veces se hace referencia en broma como su “sirvienta”.

¿Se está muriendo tu planta de interior?

Si su planta parece no tener ayuda, no se rinda todavía. Los fertilizantes caseros simples pueden hacer maravillas. Para obtener orientación sobre cómo crear su propio alimento vegetal a partir de restos de cocina, como cáscaras, puede que le resulten útiles recursos como el canal de YouTube de Chilli Farmer.

Cómo rescatar una planta de interior marchita

Incluso una planta de interior caída y sin vida a veces puede revivir, dependiendo de la causa de su malestar. Los problemas comunes incluyen el riego excesivo, que provoca la pudrición de las raíces, o el riego insuficiente, que provoca que la planta se seque. Si los tallos todavía muestran tejido verde y se doblan sin romperse, hay esperanzas de recuperación.

Pasos para revivir su planta:

  1. Inspeccionar y recortar las raíces: Retire con cuidado la planta de su maceta y examine el cepellón. Corta las raíces blandas y podridas con unas tijeras esterilizadas o un cuchillo. Si es necesario, enjuague las raíces con agua para que se vean mejor antes de podarlas.
  2. Deje que la planta se seque: después de podar, deje que la planta se seque durante uno o dos días. Esto ayuda a evitar que se desarrolle nueva podredumbre cuando la replantes.
  3. Trasplantar con sustrato fresco: Trasplante la planta a un sustrato fresco y adecuado y asegure un buen drenaje agregando una capa en el fondo de la maceta. Considere cambiar la maceta si la original no permitía un drenaje adecuado.
  4. Riego moderado: comience a regar la planta con fertilizantes caseros inmediatamente, pero hágalo con moderación. Evite fertilizantes minerales comerciales más fuertes durante al menos dos semanas para permitir que la planta se establezca en la nueva maceta.
  5. Pode de forma conservadora: recorte las partes muertas de la planta, centrándose en las áreas que aún muestran signos de vida. Evite cortar en áreas completamente secas y quebradizas.

Colocar su planta en un ambiente ideal

Una vez que haya abordado los problemas inmediatos, busque el mejor lugar de su casa para la planta, donde pueda recibir la luz adecuada y no esté sujeta a condiciones duras. El riego regular con un fertilizante casero rico en nutrientes puede ayudar a la recuperación de la planta mejorando sus procesos metabólicos.

Crear fertilizantes caseros

Puede preparar fertilizantes eficaces con cáscaras de huevo, cáscaras de plátano o incluso cáscaras de manzana y cebolla. Remójelos en agua durante un día para crear una solución rica en nutrientes, o séquelos y muélalos para mezclarlos con la tierra. La levadura es otra excelente opción; prepáralo mezclando con un poco de azúcar en agua tibia, deja que se active, luego diluye y úsalo como fertilizante líquido.

Consejos importantes

Si bien los fertilizantes caseros son beneficiosos, es fundamental no abusar de ellos. Asegúrese de que el exceso de agua pueda escurrirse y no quede en el platillo de la olla, ya que esto puede provocar más problemas.

La paciencia es clave a la hora de revivir una planta. Puede que le lleve algún tiempo recuperar su salud y vitalidad. Siga cuidándola constantemente y es posible que vea florecer su planta de interior una vez más.