Vinagre blanco: un aliado ecológico y económico

El vinagre blanco ,  también llamado  vinagre de alcohol  o  vinagre de casa , es un producto natural con múltiples virtudes.

Compuesto principalmente por agua y ácido acético, se obtiene por fermentación del alcohol etílico contenido en materias primas vegetales como la remolacha, el maíz o la patata. El vinagre blanco es atóxico, biodegradable y muy económico, por lo que es un producto imprescindible para el mantenimiento del hogar y el jardín.

Cuando se trata del control de malezas, el vinagre blanco tiene dos ventajas principales sobre los herbicidas químicos: es  ecológico  y  económico . A diferencia de los herbicidas sintéticos, no contiene sustancias nocivas para el medio ambiente y la salud, y no contamina los suelos y las aguas subterráneas.

Además, su costo es muy bajo comparado con el de los herbicidas comerciales, lo que lo convierte en una solución ideal para los jardineros preocupados por preservar el planeta y su bolsillo.

Receta casera de herbicida con vinagre blanco

Para hacer su herbicida casero con vinagre blanco, simplemente siga esta receta rápida y fácil:

  1. Vierta 1 litro de  vinagre blanco  (con una concentración de 10% a 14% de ácido acético) en una botella con atomizador.
  2. Agregue 2 cucharadas de  líquido para lavar platos  o jabón negro. Este último permite que el vinagre se distribuya mejor sobre las hojas de las malas hierbas y que se adhiera.
  3. Completar con agua hasta  obtener una mezcla homogénea (opcional, según la concentración del vinagre y la sensibilidad de las plantas a eliminar).
  4. ¡Agite bien el rociador para mezclar los ingredientes y su herbicida de vinagre blanco estará listo para usar!

También puedes añadir unas gotas de aceite esencial de limón, naranja o menta para potenciar la acción del herbicida y darle un olor agradable.

¿Cómo usar herbicida casero con vinagre blanco?

Para obtener los mejores resultados, siga estos consejos:

  • Elija un  día soleado y sin viento para aplicar el herbicida. El sol refuerza la acción del vinagre acelerando la evaporación del agua, mientras que la ausencia de viento evita la dispersión del producto sobre las plantas vecinas.
  • Pulveriza el herbicida de vinagre blanco  directamente sobre las malas hierbas , con cuidado de no tocar las plantas que quieras conservar. El vinagre actúa deshidratando las hojas y destruyendo las células de la planta, lo que hace que la planta se seque y muera en unas pocas horas a unos pocos días, dependiendo de la resistencia de la planta.
  • Vuelva a aplicar si es necesario, especialmente para malezas perennes o plantas de raíces profundas. El herbicida de vinagre blanco es más efectivo en brotes jóvenes y plantas anuales que en plantas establecidas.
  • Tenga cuidado al usar un herbicida casero con vinagre blanco, ya que también puede dañar a los insectos, las lombrices de tierra y los microorganismos del suelo. Tenga cuidado de no aplicarlo cerca de un curso de agua, huerta o compost, y no use grandes cantidades en la misma área para preservar la biodiversidad y el equilibrio del suelo.

Los límites y precauciones para usar herbicida de vinagre blanco

A pesar de sus innegables ventajas, el herbicida casero con vinagre blanco tiene algunas limitaciones y requiere ciertas precauciones de uso:

  1. El vinagre blanco es un  herbicida no selectivo , es decir, actúa sobre todas las plantas, incluidas las de cultivo y las ornamentales. Por lo tanto, debe aplicarse con cuidado y de manera específica, evitando el contacto con las plantas que desea preservar.
  2. El vinagre blanco es  menos efectivo que los herbicidas químicos  en ciertas malezas persistentes y perennes, como el quackgrass, la correhuela o la ambrosía. En este caso, es preferible utilizar métodos mecánicos de deshierbe (arranque, deshierbe) o técnicas de mulching y cobertura del suelo para limitar su desarrollo.
  3. El vinagre blanco puede  acidificar el suelo  con un uso excesivo o repetido, lo que puede perjudicar el crecimiento de las plantas y el equilibrio biológico del jardín. Para evitar este riesgo, se aconseja limitar el uso del herbicida a base de vinagre blanco a zonas no cultivadas (caminos, terrazas, borduras) y respetar las dosis y frecuencias de aplicación.
  4. Finalmente, aunque el vinagre blanco es un producto natural y no tóxico, se deben tomar ciertas precauciones  al usarlo  : use guantes para evitar la irritación de la piel, gafas protectoras para evitar salpicaduras en los ojos y ropa protectora para proteger su piel. Además, asegúrese de mantener el herbicida de vinagre blanco casero fuera del alcance de los niños y las mascotas.

El herbicida de vinagre blanco casero es una solución poderosa, fácil de hacer y ecológica para el control de malezas. Sus ventajas ecológicas y económicas lo convierten en una interesante alternativa a los herbicidas químicos, siempre que se utilice con cuidado y criterio.

No dudes en probar esta receta de la abuela y adaptar las dosis y formas de aplicación según tus necesidades y la sensibilidad de tu jardín. ¡Feliz boda!