Press ESC to close

Limpiar una lavadora: 3 consejos para limpiarla y mantenerla

Hoy en día, la lavadora sigue siendo uno de los electrodomésticos más caros de un hogar. Si no lo cuidas, se dañará rápidamente. Por una buena razón, el tambor es el lugar ideal para la formación de moho e incrustaciones que pueden reducir la vida útil de la lavadora. El mantenimiento regular es imprescindible, y una de las mejores maneras es utilizar las propiedades naturales de ciertos ingredientes.

¿Cómo se limpia una lavadora?

Entre las manchas de agua dura responsables de los depósitos de cal o los restos de jabón, es solo cuestión de tiempo antes de que la lavadora se ensucie. Esto puede eventualmente causar una avería del aparato y, en consecuencia, conducir a un mayor gasto de energía. Por lo tanto, la limpieza de la máquina es crucial si desea que funcione sin problemas. Para lograrlo, podemos contar con un ingrediente notable. Te lo explicamos todo.

1. Ácido cítrico

Si bien el bicarbonato de sodio y el vinagre blanco se encuentran entre los productos de limpieza más utilizados para limpiar la lavadora, el ácido cítrico no se deja de lado. Para utilizarlo con este fin, basta con verter 120 g en el tambor de la lavadora y ejecutar el ciclo de lavado más largo eligiendo un ajuste de alta temperatura.

De esta forma, podrás neutralizar eficazmente los olores desagradables que puedan emanar del electrodoméstico a la vez que descompones la cal que se ha acabado acumulando en el interior de la lavadora. Pero eso no es todo, porque este proceso también elimina hongos y bacterias que se han formado previamente en el tambor. Además, si no tienes ácido cítrico, puedes optar por el zumo de limón o incluso el enjuague bucal, conocidos por su acción desinfectante.

2. Vinagre blanco y bicarbonato de sodio

El vinagre blanco es el producto natural por excelencia cuando se trata del mantenimiento regular de las lavadoras y, por una buena razón, su poder desinfectante y limpiador actúa perfectamente sobre los rastros de cal y humedad presentes en el interior del aparato. Acompañado de bicarbonato de sodio, el vinagre blanco ayuda a absorber mejor los olores desagradables pero también multiplica por diez su poder de limpieza para eliminar más fácilmente la cal, las manchas, la suciedad y los restos de moho.

Frasco de vinagre – fuente: spm

¿Cómo hacerlo?

  1. Vierta 500 ml de vinagre blanco en el tambor de la lavadora,
  2. Agregue de 4 a 6 cucharaditas de bicarbonato de sodio a la bandeja de lavandería de la lavadora.
  3. Inicie un ciclo de lavado al vacío eligiendo el modo más largo y la temperatura más alta.
  4. Después del hecho, será importante activar también otro ciclo de enjuague para eliminar los residuos de cal y vinagre.
  5. También recordará quitar el filtro de desagüe para limpiarlo junto con el sello del tambor de la lavadora.

3. Un estante para lavavajillas

Pastillas para lavavajillas verdes y azules – fuente: spm

Una de las formas más cómodas de limpiar la lavadora es  utilizar los estantes del lavavajillas. De hecho, ya sea que se trate de suciedad ligera, moderada o rebelde, las tabletas pueden actuar sobre ellos. Para ello, solo tendrás que hacerte con una o dos de estas pastillas y luego colocarlas en el tambor de tu lavadora y ejecutar un ciclo a 60°C. Al final del ciclo de lavado, su máquina debe estar completamente limpia.

Además, este método no solo se trata de eliminar toda la suciedad de la lavadora, sino también de evitar la acumulación de incrustaciones.

Por último, ten en cuenta que la limpieza regular de la lavadora es imprescindible si quieres aumentar su vida útil y preservar su eficiencia. El lavado también será de mejor calidad y tu ropa saldrá más fresca a la vez que desprende un olor muy agradable.