Press ESC to close

Limpiar un colchón: 6 consejos para desinfectarlo en seco

Un colchón cómodo, limpio y saludable es la garantía de una buena noche de sueño. Manchas de orina, amarillas, anillos, polvo, ácaros… A veces la realidad detrás de las sábanas es muy diferente. Por esta razón, es importante mantener su colchón con regularidad para evitar el desarrollo de gérmenes y bacterias. ¿Cómo se limpia y desinfecta en seco? Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a superar estos inconvenientes…

¿Cómo se limpia en seco un colchón?

Limpiar y eliminar las manchas de un colchón

¿Sabías que…? ¡Pasas un tercio de tu vida durmiendo! Mantener su colchón limpio e higiénico ya no es una opción. El mantenimiento regular de su colchón reduce la acumulación de polvo, bacterias, moho, piel muerta y ácaros del polvo. ¡Vale la pena!

Afortunadamente, existen algunas técnicas súper fáciles para una limpieza que es insuperable. Como resultado, lo mantienes en buenas condiciones y prolongas su vida útil. Es especialmente recomendable  limpiar el colchón por la mañana para que tenga tiempo de secarse bien.

Aquí hay algunas maneras fáciles de refrescar su colchón. En esta guía, te mostraremos cómo limpiar en seco todo tu colchón de forma sencilla. ¡No hay necesidad de hacer todo lo posible! ¡Vamos!

Cautela

Asegúrese de leer las instrucciones del fabricante del colchón antes de comenzar para que pueda elegir los productos adecuados y evitar dañarlo. ¡Promueva la libre circulación del aire abriendo las ventanas para optimizar el proceso!

1. Guía de limpieza: ¡Cepilla tu colchón!

Cuando se trata de limpiar su colchón, hay algunos conceptos básicos a seguir. Para eliminar las manchas y la suciedad, puede utilizar el método del cepillo. ¡No podría ser tan simple! Todo lo que necesita hacer es humedecer ligeramente un cepillo de cerdas suaves y luego pasarlo por el colchón sin olvidar las esquinas y los bordes.

FYI

¡Humedecer el cepillo no significa mojarlo! Ligeramente húmedo, elimina la suciedad y el polvo se adhiere fácilmente a él. No olvides secar tu colchón después.

2. Plancha de vapor

Limpieza de colchones con un limpiador a vapor

Ecológico y gratuito, ¡aquí hay otra forma conveniente sin químicos! Sudoración, sudores nocturnos, manchas… A fuerza de usarlo, el colchón acumula mucha suciedad. Qué mejor manera de remediar esto que con la limpieza a vapor.

¿Cómo hacerlo?

  1. Consigue una plancha o limpiador a vapor y enciéndelo. ¿Estás listo?
  2. Luego, pásalo por encima del colchón. ¡Importante! Hazlo lentamente sin pasar más de unos minutos en la misma zona para evitar mojar el colchón.
  3. Seca el colchón. Dé golpecitos con un paño seco para eliminar la mayor cantidad de humedad posible.
  4. Si tienes un ventilador en tu habitación, no dudes en encenderlo para acelerar el proceso de secado.

3. Vacío

¿Qué tal si le das un lavado de cara a tu colchón simplemente con una aspiradora? ¡Es posible! Todo lo que necesita hacer es aspirar bien ambos lados de su colchón. De esa manera, dile adiós al polvo, a los ácaros del polvo y a las alergias.

Para limpiar correctamente el colchón, es recomendable aplicar esta operación una vez al mes durante unos treinta minutos.

4. Detergente líquido, jabón de Marsella o agua oxigenada

¡Importante! En primer lugar, no dude en consultar las instrucciones de limpieza del fabricante. Los métodos de limpieza varían según la tela.

¿Cómo hacerlo?

  1. Como regla general, para eliminar las manchas de suciedad de su colchón, un paño limpio o una esponja empapada en líquido para lavar platos, jabón de Marsella o agua oxigenada serán suficientes.
  2. Frote suavemente y deje que el colchón se seque después.
  3. Asegúrese de que esté seco antes de volver a colocar la ropa de cama.

5. Bicarbonato de sodio

Para deshacerte de los malos olores, ¡el bicarbonato de sodio es tu mejor aliado! En cuanto al método de uso, nada complicado.

¿Cómo hacerlo?

  1. Espolvorea ligeramente una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio en tu colchón: de 1 a 2 cucharadas, ¡no más!
  2. Déjalo reposar durante al menos una hora. ¡Cuanto más tiempo, mejor!
  3. Aspira con cuidado los granos de bicarbonato de sodio y ¡listo!

Utilizado por nuestras abuelas, este polvo blanco absorbe la mayor cantidad de humedad posible y neutraliza todos los malos olores alojados en su colchón. También como tratamiento especial, añade unas gotas de aceite esencial al polvo antes de extenderlo sobre el colchón para perfumarlo todo.

6. Cambie las sábanas y la ropa de cama con regularidad

Cambie y reemplace la ropa de cama

¡Un método antiácaros por excelencia! A veces, todo lo que necesitas hacer es cuidar tu ropa de cama para sentir la frescura en tu colchón. ¡Es seguro!

¿Cómo hacerlo?

  1. Para ello, empieza a retirar las sábanas bajeras, las almohadas y los edredones de la cama.
  2. Luego, realice un lavado a alta temperatura (¡primero revise la etiqueta!) para neutralizar los gérmenes y las bacterias.

¡Nuestros consejos son invaluables para un mantenimiento impecable del colchón! Para disfrutarlo, solo tienes que probar nuestros consejos de abuela y oler la frescura…