Press ESC to close

El truco para blanquear la ropa en casa y dejarla como nueva

¿Está tu lino blanco lleno de manchas y has perdido la esperanza de devolverle su blancura y brillo? ¡Que no cunda el pánico! Probablemente tengas la solución a tu problema en algún lugar de casa: aspirina… Te mostramos un método popular pero no menos sorprendente para restaurar tu ropa a su brillo original.

La buena noticia es que con un truco de este tipo, no tienes que abstenerte de usar prendas de color blanco por temor a mancharlas. Gracias a las propiedades del famoso analgésico, es posible blanquear tu ropa sin exponer el delicado tejido a compuestos agresivos. ¡No hay necesidad de productos químicos para mantener sus artículos en buenas condiciones!

¿Por qué meter aspirina en la lavadora?

Lavar la ropa con aspirina es sorprendente y, sin embargo, la técnica es popular, y con razón. Estas famosas píldoras no solo blanquean y dan brillo a la ropa, sino que también tienen la capacidad de eliminar los malos olores manteniendo la limpieza y frescura de la ropa. Y todo esto se lo debe a sus propiedades antifúngicas y antibacterianas.

Además, su alto contenido en ácido salicílico crea una reacción que le permite adherirse profundamente a los tejidos de la ropa blanca. ¡Entonces obtienes ropa que está como nueva!

¿Cómo “blanquear” la ropa en la lavadora con aspirina?

Al igual que un quitamanchas, una pastilla de aspirina puede funcionar muy bien en las manchas incrustadas en telas blancas y las prendas de colores claros no se dejan de lado. Averigüemos en las siguientes líneas cómo puedes utilizar esta ilustre medicina para devolver a tu lino blanco su antigua gloria:

Antes de pasar al consejo, hay que tener en cuenta que, si bien la aspirina es efectiva, es más recomendable para limpiar manchas más ligeras o moderadas. Para los más obstinados, preferimos productos de limpieza naturales cuyas propiedades ahora son ampliamente explotadas para las tareas domésticas. Este es  el caso del jugo de limón, el vinagre blanco y muchos más. Echemos un vistazo al método de limpieza que nos interesa:

Prenda blanca empapada en solución limpiadora
  • Prepara un cubo de 5 litros de agua caliente o una palangana
  • Disuelve 7 o más aspirinas en la cubeta de agua caliente
  • Sumerge la ropa blanca en la solución de aspirina
  • Dejar actuar durante 8 horas o toda la noche
  • Al día siguiente, saca la ropa del cubo y métela en la lavadora
  • Agregue 3 tabletas de aspirina al tambor de la lavadora
  • Activar un ciclo de lavado normal
  • Cuelga la ropa blanca para que se seque al sol

Secar al sol es obviamente la forma óptima de blanquear tu ropa, pero si las condiciones climáticas no lo permiten, puedes recurrir a otras alternativas. Este es el caso del truco que te permite secar la ropa rápidamente sin tener que usar la secadora.

¿Cómo usar la aspirina para quitar las manchas a mano?

Si prefieres jugarlo manualmente, especialmente para deshacerte de las manchas más rebeldes, ¡tienes razón! En algunos casos, esto asegura que el producto se adhiera mejor a la tela. Para eliminar manualmente las manchas con aspirina, el proceso es clásico y muy sencillo:!

  • Muele las aspirinas hasta convertirlas en polvo;
  • Espolvorea la aspirina en polvo sobre la mancha a tratar;
  • Agregue un poco de agua fría (el agua caliente solo fija más la raya). Unas gotas son suficientes para formar una pasta con la aspirina en polvo;
  • Con el dorso de una cuchara o con el dedo, frote la pasta sobre el área manchada;
  • Deje que la pasta se asiente sobre las fibras de la tela durante un período de 2 a 3 horas;
  • Limpie la mancha con movimientos circulares con un paño húmedo o una esponja;
  • ¿La mancha es obstinadamente visible? Siéntase libre de repetir el proceso hasta que esté satisfecho con el resultado;
  • Como paso final, mete tus prendas en la lavadora y activa el ciclo habitual;
  • ¡Seca la ropa afuera, con la esperanza de que disfruten del sol!

Este enfoque debe utilizarse contra las manchas de sudor, las manchas de sangre  o las manchas de vino tinto. ¡Es bueno saber que una simple pastilla de aspirina puede sacarte de problemas cuando no tienes mucho a mano!

Una vez que conoces el efecto limpiador de las pastillas de aspirina en la ropa blanca, no puedes evitar verlo como una de las alternativas más interesantes que pueden existir. Ahora ya sabes que tu botiquín contiene un pequeño e impresionante tesoro blanqueador.