Elige el momento adecuado para plantar calabacines

Al ser el calabacín una  planta termófila , es fundamental esperar temperaturas lo suficientemente suaves para plantarlo. Las semillas de calabacín no germinan por debajo de los 13°C y las plantas son sensibles a las heladas.

El momento ideal para plantar calabacines depende en gran medida de su región y de las condiciones climáticas:

  • Si vives en una región con un clima templado, puedes comenzar a plantar calabacines a mediados de abril en el suelo . Sin embargo, proteja las plantas jóvenes de las heladas tardías usando un velo forzado o un túnel.
  • Si vives en una región más fría, lo mejor es esperar hasta mediados de mayo o principios de junio para plantar calabacines en el suelo, una vez que ya no haya que temer las heladas.

También puede sembrar semillas de calabacín bajo techo  (invernadero, terraza, etc.) a partir de  marzo .

Luego trasplante las plantas jóvenes al suelo cuando las condiciones climáticas sean favorables.

Prepara el terreno y elige la ubicación ideal

Para crecer bien, el calabacín necesita un suelo rico y bien drenado.

Aquí hay algunos consejos para preparar el suelo antes de plantar:

  1. Enmiende el suelo  : incorpore compost o estiércol bien descompuesto en el suelo, preferiblemente en el otoño antes de plantar. Esto enriquecerá el suelo con materia orgánica y promoverá el crecimiento de los calabacines.
  2. Asegure un buen drenaje  : si su suelo es pesado y arcilloso, agregue arena y grava para mejorar el drenaje. A los calabacines no les gusta la tierra empapada, que promueve enfermedades y pudrición de la raíz.
  3. Trabajar la tierra  : excavar o remover la tierra a una profundidad de unos 20 cm para airearla y facilitar el enraizamiento de las plantas de calabacín.

Cuando se trata de la ubicación, el calabacín necesita  sol  y  calor  para crecer.

Elija un lugar que esté bien expuesto y resguardado del viento.

Además, al ser el calabacín una planta voluminosa, deja suficiente espacio para que se extienda: cuenta al menos  1 metro entre cada pie .

Plantación de calabacín: técnica y consejos para un buen establecimiento

Una vez que se haya preparado el suelo y se haya elegido la ubicación, puede proceder a plantar calabacines siguiendo estos pasos:

  1. Cava un hoyo de unos 15 cm de profundidad, respetando la distancia de 1 metro entre cada pie. Para facilitar la recuperación de las plantas, puedes añadir un poco de compost o cuerno triturado en el fondo del hoyo, que aportará los nutrientes esenciales para el crecimiento del calabacín.
  2. Instale la planta de calabacín  , asegurándose de que el collar (parte entre las raíces y el tallo) esté al nivel del suelo. Luego llene el hoyo con la tierra previamente removida y apisone ligeramente para mantener la planta en su lugar.
  3. Riegue abundantemente  para favorecer el enraizamiento y la reanudación de la planta. A partir de entonces, asegúrese de regar con regularidad y abundantemente, especialmente durante los períodos de sequía y mucho calor.

Para una siembra exitosa, considere también  asociar el calabacín con otras plantas  que promuevan su crecimiento y limiten los ataques de plagas o enfermedades.

Por ejemplo, plante capuchinas o plantas aromáticas como la albahaca o la menta cerca de los calabacines para repeler pulgones y otras plagas.

Mantenimiento y cosecha de calabacines para una producción abundante

Una vez que las plantas de calabacín están en su lugar, es importante mantenerlas bien para asegurar una producción generosa:

  • Riego : como se mencionó anteriormente, el calabacín necesita suficiente agua para prosperar. Regar regularmente en la base de las plantas, sin mojar las hojas, para evitar el desarrollo de enfermedades.
  • Acolchado  : coloque mantillo (paja, corteza, recortes de hierba, etc.) alrededor de las plantas de calabacín para mantener la tierra húmeda, limitar el crecimiento de malas hierbas y proteger la fruta del contacto directo con el suelo.
  • Seguimiento  : inspecciona periódicamente tus plantas de calabacín para detectar la presencia de parásitos o enfermedades (pulgón, oídio, etc.) e intervenir rápidamente en caso de problema (tratamiento natural, eliminación de partes afectadas, etc.).

En cuanto a la cosecha, puedes comenzar a recolectar calabacines tan pronto como alcancen los  15 a 20 cm de largo , generalmente 2 a 3 meses después de la siembra.

No dejes que los calabacines crezcan demasiado o perderán sabor y textura. Para una producción repartida en el tiempo, recuerde recoger  los frutos regularmente , a medida que maduran.

Siguiendo estos consejos y trucos, debería poder cultivar calabacines con éxito en su jardín.

¡Solo tienes que disfrutar de tu cosecha y degustar esta sabrosa y versátil verdura, que se adapta a multitud de recetas!