Esto es lo que necesita saber al plantar tomates para no cometer errores y tener tomates jugosos. 

Cuando te dedicas al cultivo de plantas de tomate, es fundamental conocer a la perfección todas las normas a aplicar. Indicaciones que necesitarás para un buen resultado de los tomates. Una de estas reglas es ciertamente la relacionada con el período en el que se deben plantar las plantas de tomate . Es fundamental no equivocarse de mes si se quiere conseguir unos tomates excelentes.

Al plantar tomates

Los tomates son una de esas plantas más extendidas y utilizadas en los jardines italianos . Sin embargo, para permitirles crecer de la manera más adecuada, es necesario tener muchos conocimientos que le permitan no cometer errores.

A continuación, por tanto, descubrirás cuál es el momento adecuado para plantar tomates , así como más sugerencias en este sentido que podrás aplicar a medida que avances en este trabajo.

Al plantar tomates

Los tomates son sin duda una de las frutas más apreciadas y cultivadas en todo el territorio italiano. Hay varios tipos de tomates, como el San Marzano y los redondos en formato racimo. Cada uno de ellos se puede cocinar de forma diferente y tiene su propio sabor personal y muy característico.

Entonces, cuando llevas a la mesa platos a base de este ingrediente, elaborados con tus propias manos, el gusto al comerlos no puede sino aumentar con creces. ¿Cuándo se deben plantar?

Ahora descubrirás cuál es la época favorita de los tomates , que equivale a la mejor época para plantarlos.

En este sentido, ante todo debemos saber que a esta fruta no le gustan los fríos más intensos propios de los meses de invierno. De esto bien podemos entender que la mejor época para plantar tomates se basa en un clima cálido , ya que les permite crecer de la mejor manera.

Aquí está cómo y cuándo hacerlo

Siguiendo con lo dicho hasta ahora, la mejor época para plantar tomates son sin duda los meses de mayo y junio .

Tomates

Un aspecto a tener en cuenta en estos casos es sin duda el lugar de origen ya que, por ejemplo, si vives en las zonas del sur, se podría adelantar la siembra a principios de abril porque las temperaturas de la zona lo permiten.

Un razonamiento que ciertamente no se puede hacer en los lugares ubicados en el norte de Italia.

El suelo donde se plantarán los tomates debe ser fértil , perfectamente drenado y enriquecido con nutrientes para ser ideal . Para prepararlo de la forma más adecuada, existe la posibilidad de utilizar un abono de tipo natural .

Este último debe luego mezclarse con la tierra, ajustando según las cantidades recomendadas por los expertos.

Para la siembra, se sugiere sembrar los tomates en hileras , separadas unos 50 centímetros, para facilitar la circulación del aire y la uniformidad relacionada con la distribución del agua.

Luego continúa cavando hoyos en la tierra, los cuales deben tener una profundidad de unos 10 centímetros.

En cada hoyo colocarás una planta de tomate , manteniendo las raíces lo más extendidas posible. Después de colocar las plantas, el consejo más válido es cubrir las raíces con mucha tierra , estrujándola suavemente, de forma que se eviten bolsas de aire.

Siguiendo estas precauciones, sus tomates quedarán agradablemente jugosos, aromatizando cada receta con su sabor único e inconfundible.

Propiedades de los tomates: esto es lo que son

Comer tomates también significa asegurar beneficios muy importantes. Estos se caracterizan por la presencia de agua y un bajo contenido en grasas. Entonces, los tomates aportan pocas calorías, pero representan una valiosa fuente de nutrientes como fósforo, potasio, vitaminas C y K.

Los tomates, precisamente porque contienen sustancias beneficiosas, pueden proteger contra los tumores, reducir la presión arterial y combatir el envejecimiento.

También pueden ayudarnos a proteger nuestra vista, gracias a la luteína y la zeaxantina que son capaces de ayudarnos, para proteger nuestros ojos de los rayos del sol.

Precisamente porque el tomate contiene potasio y agua, estimula la diuresis, por lo que puede reducir la retención y también es capaz de ayudarnos a fortalecer los huesos, gracias a la vitamina K.

En definitiva, el tomate puede ser un aliado válido e introducido en la dieta puede ayudar mucho por varios motivos.