Press ESC to close

¿Cómo se limpia un horno? Nuestro consejo

¿Sabías que…? ¡Limpiar su horno con los productos incorrectos puede ser costoso! Además de ser respetuosos con el medio ambiente, algunas sustancias químicas pueden atacar los componentes de su dispositivo y es posible que no siempre den los resultados deseados. Afortunadamente, ¿hay algunos trucos que pueden darle a su horno su brillo del viejo mundo? ¡Échales un vistazo a continuación!

¿Cómo se limpia un horno muy sucio?

Para muchas personas, limpiar el horno se percibe como una tarea tediosa. Pero, ¿por qué complicarse la vida? A veces, los métodos más simples resultan ser los más efectivos. Hoy vamos a desvelar algunas de ellas que te serán de gran utilidad.

1. Moneda

Este truco puede parecerte un poco fuera de lo común, pero sí, puedes desatascar tu horno con una moneda. Echa un vistazo a los siguientes consejos.

¿Cómo hacerlo?

  1. Para limpiar el horno, déjalo enfriar primero.
  2. Luego, use su detergente favorito o, mejor aún, un ingrediente natural, como vinagre blanco o bicarbonato de sodio, para fregar el interior del dispositivo.
  3. Una vez que te hayas deshecho de la mayor parte de la suciedad, es hora de eliminar cualquier residuo restante y las manchas rebeldes.
  4. Cualquier moneda te ayudará con esto. En primer lugar, rocíe un desengrasante sobre el residuo de suciedad y luego coloque la moneda sobre él.
  5. Comience a frotar la superficie quemada más dura con él.
  6. Notarás que este truco elimina la suciedad de manera más efectiva y rápida que una esponja normal.
  7. Finalmente, todo lo que tienes que hacer es fregar el horno con un paño para asegurarte de que no quede ningún residuo.

2. Sal

La sal es un ingrediente que nunca falta en la cocina. Sin él, la comida sería muy insípida. Pero además de sazonar tus platos, también es un excelente agente de limpieza que será práctico para desinfectar y hacer brillar tu horno.

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcla medio litro de agua y 250 g de sal en un bol.
  2. Extiende la mezcla por toda la superficie del horno, especialmente en las zonas donde se ha acumulado grasa.
  3. Dejar actuar de 15 a 20 minutos y luego lavar con una esponja húmeda.
  4. Para eliminar los residuos restantes y el olor desagradable, mezcle medio litro de vinagre blanco con 250 g de sal. Revuelva bien hasta que quede suave.
  5. Luego vierta en una botella rociadora y rocíe el líquido por toda la superficie interior del horno.
  6. Espere unos minutos y enjuague con una esponja limpia.

3. Limón

Al ser antibacteriano, este cítrico ayuda a eliminar fácilmente todos los microorganismos nocivos. Como beneficio adicional, su delicado aroma neutraliza rápidamente los olores no deseados. Por último, el zumo de limón disuelve perfectamente bien las grasas.

¿Cómo hacerlo?

  1. Corta dos limones por la mitad y exprímelos.
  2. Vierte el jugo en la bandeja para hornear.
  3. Hornea a 250°C y deja actuar durante 30 minutos.
  4. Luego, limpie el horno con un paño húmedo.

4. Vinagre de sidra de manzana

Por último, como sabes, el vinagre es un ingrediente clave en la limpieza de la casa. Para aumentar su efectividad, no dudes en combinarlo con bicarbonato de sodio.

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcla una porción generosa de vinagre de sidra de manzana con bicarbonato de sodio.
  2. Vierte todo en una botella con atomizador.
  3. Cubre el interior del horno con esta solución.
  4. Horneamos a 120°C y dejamos actuar durante 10 minutos.
  5. Luego, una vez que el horno se haya enfriado por completo, simplemente límpielo con una esponja húmeda.