Press ESC to close

¿Cómo se limpia el congelador y el baño con pasta de dientes?

Además de promover una buena higiene bucal, la pasta de dientes tiene características ocultas que muchas personas desconocen. Su versatilidad es tal que puede actuar como un agente de limpieza perfecto para manchar y blanquear diversas superficies sucias del hogar. Descubre por qué la pasta de dientes congelada te será de gran utilidad a la hora de limpiar ciertos artículos.

¿Cómo se prepara la pasta de dientes para la limpieza del hogar?

Un tubo de pasta de dientes

Para mantener nuestra salud bucal, la pasta de dientes es una necesidad diaria. Pero, contra todo pronóstico, aparte de su finalidad primordial de proteger nuestros dientes, esta pasta también tiene otras ventajas insospechadas. La pasta de dientes demuestra ser un producto de limpieza doméstico de alto rendimiento.

Por lo tanto, cada cubo será muy útil para limpiar, por ejemplo, tablas de madera impregnadas de fuertes olores a pescado, cebolla, ajo o queso. Pero también para fregar un suelo cubierto de moho, limpiar cubiertos y cubiertos oxidados, eliminar la pátina gris o desincrustar la plancha. En términos generales, la pasta de dientes es una gran solución para eliminar bacterias y desinfectar a fondo varios elementos. Como beneficio adicional, con estas pequeñas cápsulas congeladas, evitará el desperdicio y ahorrará algo de dinero en detergentes comerciales.

¿Cómo hacerlo?

  1. Coge un molde para cubitos de hielo
  2. Llena cada cubo con pasta de dientes
  3. Déjalo reposar toda la noche en el congelador

¡Está listo!

El congelador

Limpieza del congelador

La pasta de dientes también será tu mejor aliada a la hora de lavar los sellos de goma en el congelador.

¿Cómo hacerlo?

  1. Para esta limpieza, necesitarás un recipiente con agua, un cepillo de dientes viejo y un cubo de masa congelada.
  2. Humedece las juntas de goma con un paño húmedo, coloca la pasta de dientes encima del cepillo de dientes viejo y frota toda la superficie del sello.
  3. Después de eso, limpie el resto de la pasta de dientes con otro paño húmedo.

N.B: Obviamente, si la goma está muy sucia o invadida por moho, aplique primero un producto desinfectante en la junta para eliminar las manchas negras. Solo entonces podrás aplicar pasta de dientes.

El cuarto de baño

Para que los elementos sanitarios, como el lavabo, el inodoro, la bañera y la ducha, brillen como un remedio fuerte a base de bicarbonato de sodio y pasta de dientes. Gracias a sus propiedades blanqueadoras y desinfectantes, estos dos productos ofrecerán un brillo notable a tu baño.

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcla dos cucharadas de bicarbonato de sodio y una cucharada de pasta dental. Remueve bien hasta que tengas una masa homogénea.
  2. Aplique esta solución al cepillo para limpiar inodoros y otras áreas sucias. Frote suavemente, teniendo cuidado de extender el remedio.
  3. Dejar actuar durante 10 minutos, luego enjuagar con agua fría.

Notarás cómo las manchas de sarro, que suelen ser difíciles de eliminar, desaparecieron de golpe sin demasiado esfuerzo.