Press ESC to close

¿Cómo mantengo y limpio los sellos sanitarios?

El mantenimiento del baño va más allá de la limpieza de superficies importantes como la bañera, el lavabo y el inodoro. También implica la limpieza de las juntas del baño, que son lugares propicios para la formación de moho y suciedad. Sin embargo, ahora sabemos que el moho en un hogar puede causar importantes problemas de salud, dificultades respiratorias o incluso asma. Descubre en este artículo cómo mantener las juntas de tu baño limpias e higiénicas.

¿Qué es un precinto sanitario?

Las juntas de tocador o las juntas sanitarias suelen estar hechas de silicona. Se utilizan para sellar el espacio entre diferentes elementos. Ayudan a evitar que el agua se filtre en las paredes y el piso, y evitan daños significativos en su baño.

Sin embargo, la humedad frecuente y los restos de jabón pueden provocar el crecimiento de moho en las juntas de un tocador. En Francia, el Ministerio de Salud y Prevención se basa en particular en una guía del CSTB (Centro Científico y Técnico de la Construcción) y recomienda limpiar o incluso reparar las juntas sanitarias si es necesario, para garantizar una buena calidad del aire ambiente. Por lo tanto, es fundamental tomar medidas para mantenerlos limpios y mantener una buena higiene en su hogar.

Elimine la suciedad y el moho con regularidad

El primer método eficaz y preventivo que puede utilizar  para mantener limpia la lechada de su baño es limpiarla con regularidad  Para ello, deberá utilizar un limpiador suave o una solución de agua tibia con vinagre blanco para eliminar la suciedad y los restos de jabón.

Con un cepillo de dientes usado, puede cepillar suavemente las articulaciones para llegar a las áreas difíciles de alcanzar. Al realizar este mantenimiento, evite el uso de productos de limpieza abrasivos o esponjas demasiado ásperas, ya que pueden dañar las juntas y hacer que sea más probable que retengan suciedad y provoquen la proliferación de moho.

Productos de limpieza

Limpieza de juntas con productos naturales

Si optas por métodos de limpieza naturales, utiliza vinagre blanco. También puedes mezclar bicarbonato de sodio con agua,  pero el bicarbonato de sodio es un agente ligeramente abrasivo que puede rayar algunas superficies.

Ten una habitación bien ventilada para evitar el exceso de humedad

La ventilación es esencial para evitar que la humedad se acumule en el tocador. Debes asegurarte de que tu baño esté bien ventilado para mantener los niveles de humedad dentro de la norma. Puede usar un extractor de aire o abrir las ventanas después de ducharse para permitir que el aire circule y la humedad se evapore.

Repare rápidamente grietas o daños

Si hay grietas o daños en las articulaciones, intente repararlas a tiempo. Es más probable que las juntas dañadas atrapen la suciedad y la humedad y, por lo tanto, promuevan el crecimiento de moho. Puede quitar las juntas dañadas y reemplazarlas por otras nuevas para asegurarse de que su baño sea hermético. Si es necesario, no dude en consultar los consejos para renovar las juntas de baño proporcionados por los fabricantes.

Además, puedes aplicar un sellador de juntas. Esto puede ayudar a prevenir el moho y los hongos al crear una barrera protectora. Debe asegurarse de elegir un sellador que sea adecuado para el entorno de su tocador.

Prevenir y contrarrestar el crecimiento de moho

La prevención sigue siendo la mejor manera de contrarrestar el crecimiento de moho. Además de la limpieza regular, es posible que desee considerar invertir en baldosas resistentes a la humedad o adhesivos de primera calidad para reducir la infiltración de agua en los materiales.

A pesar de sus mejores esfuerzos, es posible que el moho persista en las juntas del tocador. En este caso, puedes usar una solución de lejía diluida para eliminar  el moho. Protéjase usando guantes y recuerde ventilar la habitación cuando use estos productos. Si el moho reaparece demasiado rápido, debe evaluar la ventilación y la impermeabilización de su baño, ya que es posible que se requiera un trabajo más sustancial.