Press ESC to close

¿Cómo limpio las ventanas? 4 pasos para eliminar la suciedad

Al realizar el mantenimiento del hogar, muchas personas se olvidan de limpiar los marcos de las ventanas. Aún así, esta superficie de plástico acumula mucho polvo y suciedad. Con el tiempo, incluso termina amarilleando y arruinando la apariencia general de la ventana. ¿Cómo se puede prevenir este aspecto antiestético? No hay ningún misterio: es necesario limpiar esta zona con más frecuencia. ¿Eres reacio a asumir la tarea porque la ves como una verdadera tarea? No te dejes engañar, hay formas sencillas y mucho menos tediosas de hacer brillar los marcos de tus ventanas.

¿Tu arma secreta? Vinagre blanco. Este producto para el hogar es el aliado perfecto para eliminar rápidamente las rayas amarillentas y los residuos de suciedad inaccesibles. Como beneficio adicional, es una solución natural, económica y respetuosa con el medio ambiente. Suficiente para respetar el medio ambiente al mismo tiempo.

Limpie los marcos de las ventanas con vinagre blanco

Paso 1: Limpiar los marcos de las ventanas

Cuando limpie sus ventanas, no olvide limpiar también los alféizares y los marcos de plástico. Suelen ser los que acumulan la mayor cantidad de suciedad y se cubren de manchas antiestéticas con el paso del tiempo. Los culpables no son otros que el polvo, la acumulación de suciedad, la humedad, el agua de lluvia y, a menudo, incluso el humo del cigarrillo. Es por eso que también requieren una limpieza regular y un mantenimiento adecuado. Recuerda que cuanto más pospongas este trabajo, más difícil será eliminar las manchas amarillas. Sin embargo, incluso algunos productos disponibles comercialmente no podrán erradicarlos por completo. Además, en cuanto notes la aparición de estas antiestéticas marcas, puedes contar con el potencial limpiador del vinagre blanco. No parece gran cosa, pero este líquido incoloro es un verdadero campeón cuando se trata de limpiar. No es casualidad que siempre haya sido uno de los productos favoritos de nuestras abuelas. Quitamanchas, blanqueador, desinfectante, ambientador… Y la lista de sus propiedades sigue y sigue. Gracias a su poder quitamanchas, podrás decir adiós a las manchas amarillas y tus ventanas brillarán con limpieza.

Para optimizar su efectividad, debe mezclarlo con ciertos ingredientes. No es necesario que saques la cartera, probablemente ya tengas todo en stock. Estos son los pasos que debe seguir para preparar y aplicar este remedio casero, que es confiable y no tóxico.

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcle 1/3 taza de vinagre blanco, 1 taza de agua, unas gotas de líquido para lavar platos y 2 cucharadas de jugo de limón.
  2. Vierte la solución en una botella con atomizador.
  3. Agita bien el frasco antes de rociar la solución en los marcos de las ventanas.
  4. Dejar actuar unos minutos y frotar suavemente la superficie con una esponja limpia.
  5. Por último, limpie la zona con un paño humedecido con agua para eliminar el exceso de producto.

Nota: Vale la pena recordar evitar los preparativos pesados para limpiar sus marcos. Contrariamente a las apariencias, esta superficie de plástico es muy delicada y puede dañarse fácilmente si la atacas con productos demasiado fuertes. Es por eso que nuestra preparación está perfectamente dosificada y es adecuada para una limpieza suave. Lo mejor de todo es que en el verano, el vinagre blanco rociado sobre estas superficies ayudará a repeler todo tipo de plagas, como mosquitos, moscas, polillas y arañas que intentan ingresar a su hogar.

Paso 2: Limpiar los alféizares de las ventanas de PVC

¿Sin vinagre a mano? ¡No hay problema, su compañero hará el truco! Es otro gran agente de limpieza que ya ni siquiera deberíamos necesitar introducir: el bicarbonato de sodio. A menudo considerado la estrella de los productos naturales para el hogar, este polvo blanco también es adecuado para limpiar, blanquear y desinfectar marcos y alféizares de ventanas. Será más adecuado para ventanas de PVC blanco.

¿Cómo hacerlo?

  1. Mezcle 4 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1 litro de agua y rocíe directamente sobre las áreas sucias.
  2. Dejar actuar unos minutos y limpiar suavemente con un paño suave de microfibra.
  3. Los marcos estarán limpios y relucientes y volverán rápidamente a su color original.

Consejo: Si están cubiertas de manchas muy grasas, puedes eliminarlas con una pequeña cantidad de jabón gris. Y no olvide que siempre debe limpiar con un paño al final para eliminar los residuos de producto después de la limpieza.

Limpieza de cristales de ventanas

Paso 3: Lava las ventanas sin dejar rastro

Este es precisamente el miedo que todos tenemos. Después de limpiar nuestras ventanas a fondo, siempre terminamos notando rastros que aparecen de la nada. No te preocupes, hay una solución a este problema. Para lavar las ventanas sin dejar rayas, se recomienda utilizar un paño de microfibra o una toalla de papel suave y limpia. Asegúrese de frotar en varias direcciones para evitar rayas de humedad. Si, a pesar de todo, sigues notando la presencia de algunas marcas molestas, basta con enjuagar con agua limpia para eliminar los restos de la solución limpiadora.

Paso 4: Haz que las ventanas brillen

¿Quieres darle brillo a tus ventanas? Tenemos un dúo imparable para resultados muy satisfactorios.

  1. Mezcle bien 75 ml de vinagre blanco y la misma cantidad de bicarbonato de sodio.
  2. Luego vierta esta mezcla en una botella con atomizador, agite bien y rocíe las ventanas.
  3. Frote suavemente con una esponja y limpie con un paño seco.
  4. ¡Observa el brillo!

N.B: Si es posible, recuerde lavar las ventanas en los días nublados para que la luz solar directa no deje marcas en el vidrio.