Press ESC to close

Ajo en el inodoro: ¿por qué?

¿Alguna vez has pensado en tirar el ajo por el inodoro? Por inusual que parezca, esta planta bulbosa es buena para la higiene y limpieza del inodoro. De hecho, es una práctica común que a menudo usaban nuestras abuelas. Descubre el secreto de este truco con múltiples ventajas y que ha demostrado su valía…

Todos sabemos lo importante que es el mantenimiento y la limpieza de los inodoros. Es por eso que a menudo tenemos la tentación de usar productos químicos para deshacernos de las bacterias, la suciedad y los malos olores. Entonces, ¿por qué no aprovechar los beneficios que ofrece la naturaleza? Ten en cuenta que el ajo podría serte de gran ayuda. Pero, ¿qué es realmente?

¿Por qué tirar un diente de ajo por el inodoro?

Ajo en un tazón pequeño

¡Limpiar el inodoro no es lo más agradable! En lugar de posponerlo cada vez, manténgalo más simple usando un condimento que todos tienen en su cocina: el ajo. ¡Sí, eso suena extraño! Aún así, es una de las soluciones más fáciles para limpiar a fondo los inodoros.

El ajo contiene alicina, una sustancia que desprende un fuerte olor a ajo, pero mantiene alejados los hongos, las bacterias y el moho que invaden los baños. Además, los componentes azufrados del ajo pueden absorber los malos olores.

Increíble, ¿verdad? Ahora, averigüemos cómo usarlo para mantener su inodoro.

¿Cómo se usa el ajo para mantener limpios los inodoros?

Como puedes ver, el ajo es uno de los remedios milagrosos para limpiar los inodoros y desodorizarlos. También es conocido por sus propiedades antisépticas y antibacterianas. A continuación, te explicamos cómo puedes usarlo en el baño.

  1. Para empezar, pela un diente de ajo.
  2. Coloque el entero o triturado dentro de la taza del inodoro.
  3. Déjalo reposar toda la noche para que libere sus propiedades antibacterianas.
  4. Al día siguiente, frote el inodoro con un cepillo y tire de la cadena.

Y listo, ¡tu inodoro se limpia desde adentro! Por supuesto, este ingenioso truco no debe sustituir a la limpieza regular de sus instalaciones sanitarias.