Press ESC to close

8 consejos para limpiar una lavadora

¡Qué bonito es llevar ropa recién lavada, limpia y delicadamente perfumada! Vaya, durante los últimos días, has notado con molestia que tu ropa ya no huele a fresco, sino a un sofocante olor a humedad. ¿Te preguntas de dónde podría venir esto? Pregunta rápida: ¿cuándo fue la última vez que limpiaste tu lavadora? ¿No te acuerdas? Bueno, no busques más, ¡aquí es donde radica el problema! Sin un mantenimiento regular, su lavadora no solo puede funcionar peor con el tiempo, sino que también puede causar ese olor desagradable. Tenga la seguridad de que, con nuestros consejos y sugerencias de limpieza, su ropa siempre estará impecable y su máquina durará más. ¡Sigue la guía!

¿Por qué es importante limpiar la lavadora?

Lavadora de limpieza

Una cosa es segura: la lavadora te hace la vida más fácil en muchos sentidos. Gracias a él, tu ropa y sábanas están siempre limpias. El ahorro de tiempo es inestimable, ya que se evita el lavado manual la mayor parte del tiempo. Pero no creas que este dispositivo es infalible. Si no lo cuida adecuadamente, puede esperar muchos inconvenientes y una vida útil limitada. Una sola consigna: higiene impecable. Por desgracia, admítelo, a menudo tiendes a descuidar su mantenimiento. Sin embargo, no hay ningún secreto, para preservar su ropa y hacer que su máquina dure más, ¡la limpieza regular es esencial! De lo contrario, la falta de mantenimiento lo afectará con el tiempo y reducirá prematuramente su vida útil. Y eso no es todo: también desencadena la acumulación de microorganismos en el interior del dispositivo, que son los principales responsables de las manchas y los malos olores.

  1. Elimina las bacterias y el moho

¿Te preocupan las sorpresas desagradables? Dígase a sí mismo  que es muy posible evitar que el moho se cuele en su lavadora. ¡Todo lo que tienes que hacer es establecer buenos hábitos y adoptar los gestos correctos! Tan pronto como sienta que su ropa comienza a absorber un olor a humedad, tenga el reflejo de ejecutar regularmente un ciclo de lavado a una temperatura muy alta (70-95 ° C) para luchar eficazmente contra el moho feo. Al final de cada limpieza, también se recomienda secar bien las partes accesibles del aparato. Recuerda, ¡la humedad es tu enemigo número 1! Así que recuerda siempre ventilar tu lavadora dejando el tambor y el cajón de la ropa ligeramente abiertos. Este simple gesto ayuda a limitar en gran medida la multiplicación de microorganismos que crecen rápidamente en ambientes húmedos.

  1. Conserva el rendimiento de tu lavadora

Para que su máquina siga funcionando bien a largo plazo y siga funcionando sin problemas, asegúrese de limpiar las áreas principales con regularidad para que estén libres de cal.

  1. El primer paso es comprobar el estado de la máquina. Si siente cierta lentitud o problemas recurrentes, necesariamente debe limpiar las distintas partes, incluido el cajón de la ropa, el tambor y el filtro.
  2. El segundo paso es prevenir o eliminar el exceso de cal. De hecho, la dureza del agua es un indicador del nivel de cal. Por lo tanto, si considera que el agua de su zona es “dura”, es muy probable que los depósitos de cal sean más sustanciales en la máquina. ¿Una solución perspicaz? Use un agente antical al lavar para ablandar el agua y reducir la cantidad de cal. Este método es muy relevante, especialmente si estás acostumbrado a lavar tu ropa a 40°C (o incluso más) con un detergente en polvo.
  3. El tercer y último paso de limpieza consiste en eliminar los residuos de pelusas y detergentes, pero también los microorganismos que tienden a formarse en zonas de difícil acceso.
  1. Alarga la vida útil de tu lavadora

Sería un verdadero desperdicio dañar torpemente su dispositivo y reemplazarlo antes de tiempo. ¡Sobre todo porque las máquinas modernas son bastante caras! ¿Por qué arruinarse cuando todo lo que tiene que hacer es, una vez más, manejar su lavadora correctamente adoptando buenos hábitos?

  • ¡No lo sobrecargues! Cada máquina tiene un peso admisible que suele oscilar entre los 10 y los 23 kilos (dependiendo del tamaño del tambor). No exceda este límite, de lo contrario no estará a salvo de daños y sorpresas desagradables.
  • Después de cada lavado, acostúmbrate a dejar la tapa abierta durante el resto del día. De esta manera, ayudarás a que se ventile correctamente y reducirás el riesgo de crecimiento de moho. Y, al mismo tiempo, ¡para evitar los malos olores!
  • Limpie periódicamente los recipientes de jabón y suavizante de telas con vinagre. En estos compartimentos, los residuos químicos a menudo se acumulan y eventualmente crean manchas antiestéticas en la ropa.
  • Limpia tu lavadora al menos una vez al mes para mantenerla siempre al 100% de eficiencia.

Los signos reveladores que deberían impulsarte a limpiar la lavadora

¿Te imaginas tu vida hoy sin lavadora? Casi imposible, ¿no?, especialmente cuando tienes una familia numerosa. Así que, al ser un valioso aliado, lo menos que podemos hacer es cuidarlo adecuadamente. Sin embargo, con la vida agitada que todos llevamos, podemos ser negligentes en esta área. Afortunadamente, hay algunas señales que pueden alertarlo sobre posibles problemas operativos. Si tu lavadora te muestra alguno de estos 3 signos, debes limpiarla urgentemente:

  1. Malos olores

A pesar de estar recién lavada, ¿tu ropa sale con un olor desagradable? El problema puede deberse a la acumulación de impurezas tanto en el tambor como en los filtros. Esta es una señal segura de que necesita limpiar su lavadora lo antes posible.

  1. Manchas en la ropa

¿Te angustias cuando notas extrañas manchas aceitosas en las telas de tu ropa, justo después del lavado? No te preocupes, al limpiar tu máquina a fondo, este problema ya no será relevante. Pero cuidado, si el fenómeno persiste, puede deberse a una avería mecánica. En este punto, lo mejor es ponerse en contacto con el servicio técnico para evitar que esto suceda con frecuencia.

  1. Ruidos inusuales

¿Escuchas un ruido extraño de traqueteo que ocurre durante el lavado? Entonces puede haber un objeto extraño en el tambor o en la bomba de drenaje. Revise estos componentes cuidadosamente para encontrar el origen del problema y proteger su ropa.

8 consejos para limpiar tu lavadora

La buena noticia es que no necesitarás un “limpiador” específico o costoso para limpiar tu lavadora. Algunos productos comunes, incluidos los excelentes métodos naturales, pueden hacer el truco.

Blanquear

Úselo con moderación, ya que es una solución química poco respetuosa con el medio ambiente. Sin mencionar que este producto, si se usa incorrectamente, puede manchar su ropa.

Modo de empleo:

  1. Llena el tambor con agua caliente y media taza de lejía.
  2. Déjalo en remojo durante una hora para eliminar todos los rastros de moho, restos de jabón y suciedad. Luego, ejecute un ciclo de lavado a alta temperatura para desinfectar las tuberías.
  3. Ejecute un ciclo de enjuague final para eliminar todos los rastros de lejía del tambor, para evitar que su ropa se manche.
  4. Una vez que se complete el ciclo, limpie el exterior de la máquina con agua tibia y jabón, prestando atención a los botones, la tapa y los lados. Además, no olvides limpiar el interior del borde de la tapa, ya que esta parte discreta suele estar mal lavada, mientras que acumula mucha suciedad.

Vinagre blanco

Este desinfectante ecológico y económico es un poderoso aliado para la limpieza profunda de su máquina. Como beneficio adicional, mata las bacterias y elimina los malos olores.

Modo de empleo:

  1. Simplemente vierta media taza de vinagre blanco en el dispensador de detergente.
  2. A continuación, ejecute un ciclo de lavado normal a una temperatura de 30 °C o superior.

Zumo de limón

El limón es un excelente limpiador y desinfectante, especialmente gracias a su acidez. No solo desterrará las bacterias, sino que también desodorizará el lugar dejando un agradable aroma ácido. A la hora de limpiar tu lavadora, cuenta siempre con el potencial del zumo de limón. Además, si se combina con vinagre, ¡el resultado es aún más notable!

Modo de empleo:

  1. Vierte una taza de jugo de limón y una taza de vinagre y en el tambor de tu lavadora.
  2. Haga funcionar la unidad en un ciclo de ciclo caliente para asegurarse de que se erradiquen los gérmenes y el moho.
  3. Una vez completado el ciclo, deje la puerta del tambor abierta durante la noche para optimizar el secado. No te preocupes, el agradable aroma a limón se quedará en el interior.

Bicarbonato

Al igual que el vinagre blanco, el bicarbonato de sodio también es conocido por su rendimiento de limpieza y desodorización. Como beneficio adicional, también es ecológico y económico. La guinda del pastel: ¡es un agente antical de primera clase!

Modo de empleo:

  1. Vierta medio vaso de bicarbonato de sodio en la bandeja de la lavadora en el compartimento del detergente.
  2. Inicie un ciclo de lavado al vacío.

Pastillas para lavavajillas

Sí, puede que te sorprenda, pero estas pastillas son súper efectivas para limpiar la lavadora. Por cierto, si no tienes ningún limpiador a mano, estas pastillas vendrán al rescate.

Modo de empleo:

  1. Deslice algunas tabletas pequeñas directamente en el tambor de la lavadora.
  2. Inicie un ciclo de lavado corto a alta temperatura.
  3. De esta manera, los gránulos se disolverán y desinfectarán el interior de la máquina.

Ácido cítrico

¿Un remedio adecuado para descalcificar el interior de la lavadora? El ácido cítrico será un aliado insospechado. Gracias a sus propiedades, te sorprenderá el potencial de este agente de limpieza que no tendrá piedad de la cal y las incrustaciones.

Modo de empleo:

  1. Vierte un paquete de ácido cítrico en el compartimento de la lavandería. Si siente que el tambor está demasiado sucio o huele muy mal, no dude en incorporar el producto directamente en él.
  2. Inicie un ciclo de lavado completo a la temperatura más alta posible (90 o 95 °C. El modo de lavado distribuirá el ácido cítrico por todo el tambor, mientras que el modo de enjuague eliminará los residuos de cal y detergente.
  3. Al final del ciclo de lavado, realice un ciclo de enjuague adicional para eliminar cualquier residuo de ácido cítrico.

Limón y pasta de dientes

¿Te parece absurda la idea? Es cierto que mezclar los dos puede parecer inusual,  pero la combinación de limón y pasta de dientes es un truco casero popular y probado. Y eso es gracias a las propiedades limpiadoras y desodorizantes de estos dos ingredientes. Con sus propiedades ácidas, el jugo de limón descompondrá los residuos y desterrará los olores desagradables. La pasta de dientes, por otro lado, tiene una tremenda capacidad para quitar manchas y quitar.

Modo de empleo:

  1. Para empezar, asegúrate de que tu lavadora esté vacía, sin ropa ni detergente en su interior.
  2. Corta dos o tres limones por la mitad y exprime su jugo en un recipiente.
  3. A continuación, toma un paño suave, sumérgelo en el jugo de limón y cepíllalo con un poco de pasta de dientes.
  4. Frote suavemente dentro de la lavadora. Preste especial atención a las áreas que son propensas a la acumulación de suciedad, como el tambor, las juntas de goma y la bandeja de lavandería.
  5. Finalmente, ejecute un ciclo de lavado corto (vacío) para enjuagar.

La esponja para platos

¿Sabías que una esponja de cocina puede serte muy útil? Este sencillo método incluso se ha hecho viral rápidamente en las redes sociales: de hecho, tiene la capacidad de eliminar todo el pelo de la ropa en la máquina durante el proceso de lavado. Es muy sencillo, solo tendrás que instalar la esponja en el tambor al mismo tiempo que la ropa sucia. Una vez que se inicie el programa, absorberá todos estos pequeños detritus. Y listo, ¡puedes decir adiós a las pelusas y los pelos que se pegan a las paredes del dispositivo!

¿Cómo puedo limpiar correctamente el tambor del aparato?

Estos son los pasos que debe seguir para limpiar eficazmente el tambor de su lavadora:

Paso 1- Desinfectar los sellos de la lavadora

Con el tiempo y el uso, no es de extrañar que los sellos acumulen mucha suciedad. A menudo, de hecho, ni siquiera te das cuenta de lo sucios que están debido a la grieta que oculta el residuo. Pero, hoy, vas a arremangarte y desinfectar a fondo esta zona sinuosa. Para realizar esta tarea, deberá usar vinagre blanco o peróxido de hidrógeno (¡no ambos al mismo tiempo!).

A continuación te explicamos cómo hacerlo:

  1. Vierte cualquiera de los líquidos en un recipiente y consigue un cepillo de dientes viejo.
  2. Sumerge el cepillo en la solución, luego frota el área para eliminar la grasa, el moho y la suciedad presente.
  3. Deje actuar la solución durante aproximadamente una hora para obtener un resultado más concluyente.
  4. Pasado este tiempo, limpie la solución para juntas con un paño limpio.

Étape n°2- Allumez la machine à laver à son réglage le plus chaud

Une fois que vous avez fini de nettoyer les joints, vous pouvez maintenant passer au nettoyage de l’intérieur de votre lave-linge. Cette étape est relativement simple.

Voici la démarche à suivre :

  1. Réglez la machine à son programme le plus chaud.
  2. Lancez un cycle de lavage sous vide.
  3. La température élevée va aider à tuer toutes les bactéries présentes et invisibles à l’œil nu.

Étape n°3- Mélange perspicace du bicarbonate de soude et du vinaigre

Après avoir désinfecté l’intérieur de votre machine à laver, enchaînez avec le nettoyage du tambour.

Mode d’emploi :

  1. Utilisez un mélange détonnant de bicarbonate de soude et de vinaigre. Toutefois, sachez qu’il existe deux manières différentes de l’appliquer selon le type de laveuse.
  2. Si vous possédez un lave-linge à chargement frontal, il suffit de mettre le mélange des deux ingrédients dans le distributeur de savon. Une fois dedans, vous pouvez lancer le cycle de lavage.
  3. Vous avez une machine à chargement par le haut? La méthode diffère à ce moment-là. Vous devez d’abord laisser l’eau couler dans l’appareil pendant quelques minutes avant d’ajouter le bicarbonate de soude. Après cela, lancez un cycle et arrêtez-le au bout d’une minute pour laisser la solution pénétrer dans la surface pendant au moins une heure. Passé ce délai, continuez le cycle de lavage jusqu’à la fin.

Étape n°4- Laissez votre machine exécuter un cycle complet

Vous avez terminé les étapes ci-dessus ? Il est temps maintenant de laisser votre lave-linge exécuter un cycle complet avec uniquement de l’eau. Ce rinçage permettra d’éliminer les résidus de bicarbonate de soude et de vinaigre, ainsi que les autres saletés restantes à l’intérieur.

Étape n°5- Procédez à un autre cycle avec de l’eau chaude

Bien que ce soit facultatif, il est tout de même conseillé de s’assurer qu’il ne reste plus aucun résidu de saleté. Par conséquent, rien ne vous empêche de laisser votre lave-linge effectuer un autre cycle complet avec de l’eau chaude. Pour une hygiène impeccable !

Erreurs à éviter lors du nettoyage de votre machine à laver

Ne vous sentez pas visé, nous en faisons tous ! Rares sont ceux qui lisent le manuel de la machine, il faut l’avouer. Dès lors, involontairement, nous commettons parfois des erreurs grossières. Et c’est l’appareil lui-même qui finit par en payer le prix au bout d’un moment !

Usage de produits abrasifs

Oui, alors justement, si vous preniez le temps de lire le manuel d’instructions, vous saurez notamment qu’il y a des types de détergents bien spécifiques à utiliser sur votre machine à laver. Or, si vous avez raté cet épisode, vous risquez fort d’user d’agents abrasifs qui peuvent affecter votre lave-linge après plusieurs utilisations. Autrement dit, si la mousse ne se rince pas complètement, elle peut tacher vos vêtements et provoquer l’accumulation de résidus dans la machine.

Négligence du nettoyage des filtres

Point important à retenir : un filtre obstrué développera forcément des moisissures s’il n’est pas nettoyé régulièrement. Quelles en sont les répercussions ? Les particules vont s’infiltrer dans vos vêtements pendant le lavage et provoquer des réactions allergiques. Mieux vaut donc prévenir que guérir !

Frecuencia de limpieza insuficiente

Por confuso que parezca, tu lavadora necesita una limpieza regular. Un mantenimiento demasiado escaso o muy inconsistente puede dañarlo antes de tiempo. Para evitar problemas, se recomienda hacer una limpieza profunda una vez al mes o al menos después de unos 30 ciclos de lavado. Y como puedes ver, ¡este es un mal realmente necesario!

Preguntas más frecuentes

¿Cómo se eliminan los depósitos negros de la lavadora?

Para eliminar todo este moho de tu lavadora, que es responsable de los malos olores, existe una sencilla solución de limpieza. Remoje un paño de microfibra con lejía y limpie bien el cajón de la ropa sucia (por dentro y por fuera). Preste especial atención a las esquinas, donde el moho negro se acumula más fácilmente. Continúe hasta que no quede rastro de depósitos negros. Luego enjuague bien con agua tibia y deje secar adecuadamente.

¿Dónde poner vinagre blanco en la lavadora?

La desventaja de los detergentes químicos, además de no ser respetuosos con el medio ambiente, es que tienden a hacer que las telas sean más ásperas con el tiempo. Por no hablar de los residuos que dejan algunos suavizantes comerciales. Es por eso que la alternativa del vinagre blanco suele ser popular: este producto no solo limpiará eficazmente su ropa, sino que también suavizará las telas y desodorizará la ropa. Simplemente vierta una pequeña cantidad en el cajón del suavizante de telas de su lavadora para ver el resultado en la ropa después del lavado.

¿Cómo se limpia una lavadora maloliente?

Si huele un mal olor que obviamente proviene del tambor, hay una solución drástica: déjelo en remojo durante la noche con agua y vinagre blanco. A la mañana siguiente, puede enjuagarlo como de costumbre para eliminar cualquier residuo del producto. Y ya verás, ¡el tambor se desodorizará!