Press ESC to close

5 consejos para limpiar las juntas de azulejos en el baño

Las incrustaciones y los restos de jabón pueden alterar significativamente la apariencia de los azulejos del baño. Esto se debe a que con el tiempo y la exposición constante a la suciedad, las superficies de azulejos de la habitación no tardan en perder su brillo. Para que vuelvan a brillar, te mostramos un truco muy sencillo de implementar.

1. Limón, pasta de dientes y vinagre blanco

Para deshacerse de la cal y los restos de jabón en los azulejos del baño de una vez por todas, la elección de los ingredientes de limpieza es un criterio decisivo. Gracias a ellos, la eliminación de la suciedad se realiza en un abrir y cerrar de ojos, como demuestra este truco.

Ingredientes:

  • 1 esponja
  • 1/2 taza de jugo de limón
  • 2 cucharadas de pasta de dientes
  • 2 cucharadas de vinagre blanco
  • 1 cucharada de líquido para lavar platos
  • Un contenedor
  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio

Pasos:

Limpieza de juntas y azulejos del baño con un cepillo de dientes
  1. En primer lugar, mezcla todos los ingredientes dentro de un recipiente para obtener un resultado homogéneo y luego remoja una esponja en él. Luego frótalo en las áreas problemáticas de las baldosas sin poner demasiado esfuerzo en ello. Solo asegúrese de limpiar con bastante firmeza.
  2. Luego déjalo reposar durante 10 minutos mientras la inteligente mezcla de ingredientes descompone los depósitos de suciedad. Finalmente, enjuague con agua limpia mientras se afloja la suciedad de las baldosas. Si aún así no puedes hacer esto, puedes intentar aplicar un poco más de vigor al frotar las baldosas o simplemente repetir la operación. No hay necesidad de quemarse.
  3. Si tienes una ventana en la habitación, déjala abierta para que los azulejos se sequen y, si no, simplemente límpialos con un paño seco o toallas de papel.
  4. Para que los azulejos estén siempre impecables, es recomendable utilizar este truco siguiendo un ritmo una vez a la semana. Esto, por supuesto, evitará que la suciedad vuelva a acumularse en los azulejos del baño.

Este consejo también es una oportunidad para recordar a las personas la importancia de mantener su baño libre de malos olores. Hay varios métodos que ayudan a deshacerse de ellos.

2. Agua tibia

El agua tibia y un cepillo pueden ser más que suficientes para limpiar las juntas si la suciedad es superficial y no demasiado rebelde. Si este es el caso, simplemente use una botella rociadora llena de agua tibia y luego aplíquela en las juntas propensas a la suciedad. Con un cepillo de dientes o un cepillo de cerdas duras, frote las áreas y luego déjelas secar.

3. Peróxido de hidrógeno

Contra las bacterias y restos de cal que cubren las paredes del baño, el agua oxigenada es otro aliado de la limpieza que merece una mención. Para las manchas débiles, simplemente puede aplicarlo en las articulaciones antes de frotarlas con un cepillo de dientes. Si quieres multiplicar por diez su efecto, mézclalo con bicarbonato de sodio para hacer una pasta homogénea para untar en las zonas sucias. Finalmente, deje reposar el producto durante 15 minutos antes de enjuagarlo y dejarlo secar.

4. Vinagre blanco

Para deshacerse de la suciedad persistente atascada en las juntas de las baldosas, el vinagre blanco vuelve a ser el centro de atención. Mezcle partes iguales de agua tibia y vinagre blanco, vierta la solución en una botella de spray y aplíquela en las juntas propensas a la suciedad. A continuación, dejar actuar durante 5 minutos antes de frotar el porro con un cepillo de dientes y enjuagar con agua limpia para apreciar el resultado.

5. Pasta de bicarbonato de sodio

Si la suciedad persiste, esparce una pasta de bicarbonato de sodio y agua en las áreas problemáticas y déjala reposar durante 10 minutos. Una vez enjuagadas las juntas, deben estar limpias.

Con estos sencillos métodos de limpieza, los azulejos de tu baño recuperarán su brillo rápidamente sin mucho esfuerzo.