Press ESC to close

5 consejos caseros para limpiar un espejo sucio

Los espejos son imprescindibles en el hogar, tanto por su practicidad como por su finalidad decorativa. El problema es que tienen la costumbre de ensuciarse en un abrir y cerrar de ojos. Bueno, obviamente, limpiar espejos grandes no es muy complicado. Pero hay que admitir que a menudo es difícil eliminar todas las manchas rebeldes, las huellas dactilares y la suciedad insidiosa. Entonces, ¿cómo podemos esperar una limpieza impecable y, sobre todo, duradera? Todo depende de las herramientas utilizadas, pero también de los métodos utilizados. Sin dudarlo, aquí hay algunos consejos perspicaces para ahorrarle tiempo. ¡Dile adiós a las manchas y hola brillo en tu espejo sucio!

¿Con qué frecuencia se deben limpiar los espejos?

Limpieza del espejo

Desde proyectiles de gotas de agua mientras se lavan las manos y la cara, hasta escupir pasta de dientes, rociar productos y vapor de la ducha… ¡Basta con decir que nuestros espejos ven todo tipo de colores! Así que sí, es cierto, algunos espejos de la casa se salvan mucho más que otros. Por lo general, las que se utilizan principalmente para la decoración, sobre todo en el salón, puedes mantenerlas cada dos o tres semanas. Por otro lado, los espejos cotidianos, en el baño o en el dormitorio, merecen una atención más especial ya que se ensucian ante tus ojos. En este caso, debe realizar una limpieza a lo largo de la semana, seguida de una limpieza a fondo una vez a la semana.

Funcionamiento sin manchas: 5 consejos para limpiar correctamente el espejo

Más allá del uso práctico (para lavar, vestir o maquillarse), los espejos sirven para una variedad de propósitos en el hogar. Así, pueden maximizar la iluminación de una habitación, actuar como obras de arte, e incluso servir como trampantojo para agrandar un espacio pequeño dándole más profundidad. El problema es que suelen acumular todas las huellas de manos, polvo, marcas de agua, salpicaduras de pasta de dientes, manchas de maquillaje… y la lista continúa. Por eso, hoy vamos a desvelar los mejores métodos para conseguir una limpieza impecable y un brillo inigualable. ¡Toma nota!

Con limpiacristales

Limpia el espejo con un limpiacristales

En términos generales, cuando se abastezca de limpiacristales, sepa que cuanto más natural sea el producto, mejor. ¿Para qué? Simplemente porque está hecho de ingredientes de origen vegetal y, por lo tanto, no contiene productos químicos agresivos. Como beneficio adicional, estos limpiadores suaves y ecológicos dejan un delicado aroma en el área circundante.

Necesitarás:

  • Paño de microfibra
  • Limpiador de cristales natural (sin amonio)

Modo de empleo:

  1. Rocíe el limpiador directamente sobre el paño de microfibra.
  2. Limpie el espejo con este paño de arriba a abajo con movimientos circulares.
  3. Seca el espejo con una toalla limpia o un paño de microfibra.

Consejo profesional: Si eliges usar el limpiador natural, elige uno que también esté especialmente diseñado para limpiar espejos y otras superficies de vidrio.

Con vinagre blanco

¿Sabías que  el vinagre blanco es un agente de limpieza natural y universal con múltiples usos domésticos? Su potencial es realmente sorprendente: se puede utilizar para limpiar el acero inoxidable y los cabezales de ducha, lavar la ropa, eliminar los malos olores, eliminar manchas y mucho más. Así que sí, ¡puedes contar en gran medida con él para hacer brillar tus espejos! Por ello, hay que elogiar el poder desinfectante del ácido acético, ya que disuelve rápidamente la suciedad y todos los residuos de suciedad en las superficies de vidrio.

Necesitarás:

  • Paño de microfibra
  • Vinagre blanco
  • Rociar

Modo de empleo:

  1. Mezcle partes iguales de vinagre blanco y agua en una botella con atomizador.
  2. Rocíe esta solución directamente sobre el paño de microfibra.
  3. Todo lo que tienes que hacer es limpiar suavemente tu espejo, teniendo cuidado de pasar por todos los rincones y grietas donde se acumula el polvo.
  4. Seca el espejo con una toalla limpia o un paño de microfibra.

Consejo profesional: Nunca rocíes vinagre blanco directamente sobre el espejo, ya que esto puede dañarlo.

Con jabón para platos

¿Quieres ahorrar un poco de dinero? Si no tienes a mano los productos mencionados anteriormente, debes saber que el líquido para lavar platos funcionará muy bien. Una vez diluido en agua, se convierte en un potente limpiador para limpiar tus espejos. Y eso no es todo: incluso es una fantástica solución casera para limpiar placas eléctricas de vidrio.

Necesitarás:

  • Jabón suave para platos
  • Agua caliente
  • Paño de microfibra

Modo de empleo:

  1. En una botella con atomizador, prepare una solución de agua tibia y unas gotas de jabón suave para platos.
  2. Rocíe la solución sobre el paño de microfibra. Asegúrate de que esté un poco húmedo.
  3. Luego, con este paño, limpie suavemente su espejo.
  4. Seque la superficie del espejo con una toalla limpia o un paño de microfibra.

Consejo profesional: A menos que quieras que tu espejo esté jabonoso, evita usar demasiado líquido para lavar platos. Unas pequeñas gotas serán suficientes. Pero, tenga cuidado de no dejar ningún residuo en el espejo, de lo contrario formará nuevas manchas.

Con alcohol isopropílico

Aquí hay otro método, un poco más largo de aplicar, pero realmente efectivo para hacer que sus espejos queden limpios y relucientes. Si el espejo del baño a veces te hace sudar, ¡el alcohol isopropílico será tu mejor aliado! El mosto: se evapora rápidamente y no deja residuos.

Necesitarás:

  • Paño de microfibra
  • Limpiador de ventanas
  • Alcohol isopropílico
  • Tela de algodón

Modo de empleo:

  1. En primer lugar, con un paño (algodón o microfibra), elimine con cuidado cualquier residuo de polvo y suciedad visible en la superficie del espejo.
  2. Asegúrese de que el espejo esté completamente seco antes de comenzar el procedimiento de limpieza con alcohol isopropílico.
  3. Ahora es el momento de verter una pequeña cantidad en un paño limpio y limpiar el espejo con movimientos circulares. El alcohol te ayudará a desinfectar y eliminar huellas dactilares o manchas.
  4. Después de esto, puede usar un limpiador de vidrios para eliminar las rayas o manchas rebeldes que queden. Para hacer esto, use un paño limpio con movimientos circulares.
  5. Finalmente, seca el espejo con una toalla limpia o un paño de microfibra. Si vas a usar un paño, asegúrate de que esté seco y limpio, de lo contrario habrás hecho todo el trabajo para nada. Limpie bien el espejo hasta que esté completamente seco.

Consejo profesional: Evite usar demasiado alcohol isopropílico, ya que esto puede dañar el espejo.

Con bicarbonato de sodio

Bicarbonato

Como último método, te sugerimos que utilices este producto versátil y altamente competitivo, a menudo considerado un campeón de las tareas domésticas. Al igual que el vinagre blanco, el bicarbonato de sodio es un gran aliado para limpiar, purificar, blanquear y desodorizar múltiples elementos en casa. Apostamos a que también hará maravillas para que tus espejos brillen. ¡Dile adiós a las manchas rebeldes!

Necesitarás:

  • Bicarbonato
  • Agua
  • Paño suave de microfibra

Modo de empleo:

  1. En un bol, mezcle una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio y agua para formar una pasta homogénea.
  2. Aplícalo sobre el espejo con el paño suave de microfibra.
  3. Deja reposar la masa unos minutos.
  4. A continuación, humedezca un paño de microfibra y limpie la pasta por toda la superficie del espejo con movimientos circulares.
  5. Vuelve a utilizar un paño de microfibra, esta vez seco, para eliminar la humedad del espejo y las rayas restantes.
  6. Repite el proceso hasta que el espejo quede perfectamente uniforme sin la sombra de una raya.

Consejo profesional: ten cuidado, lo mejor es dosificar bien la masa. Cuanto más grande sea, más difícil será deshacerse de todos los residuos.

Preguntas más frecuentes

¿Cómo se limpia el espejo del baño?

Debido a que a menudo está sujeto a daños por humedad y vapor, el espejo de ducha requiere un mantenimiento regular y bien cuidado. Esta es una de las soluciones de limpieza más efectivas:

  1. Mezcla una cantidad igual de vinagre blanco y agua. Vierte la solución en una botella con atomizador.
  2. Luego, rocía este líquido directamente sobre la superficie del espejo.
  3. Déjalo actuar de 5 a 10 minutos.
  4. Limpia suavemente el espejo con un paño de microfibra.
  5. No es necesario enjuagarlo con agua.
  6. Usa otro paño suave y limpio para secar bien el espejo.

¿Cómo se evita que se formen rayas en un espejo?

Sin duda, no soportas ver estos rastros perpetuos que se niegan a salir de tus espejos, ¿verdad? No siempre es fácil evitarlo, pero todavía hay algunas cosas que puede hacer para minimizar este problema.
Estos son algunos de ellos:

  • Evita los jabones, perfumes y tintes cuando limpies los espejos, de lo contrario las rayas no desaparecerán.
  • Nunca frotes el vidrio, en su lugar, limpia las manchas suavemente.
  • Siempre use paños de microfibra para limpiar sus ventanas y espejos, en lugar de usar periódicos o trapos viejos y ásperos que probablemente los rayen.
  • Si es posible, utilice siempre productos de limpieza suaves y no agresivos (sin jabón, perfume ni colorantes).